Informaciones sobre geografía y política:

Fuerteventura es una de las Islas Canarias, situadas en el Océano Atlántico, a una distancia aproximada de 100 km, al oeste de la cuesta de Marruecos. La Isla tiene una superficie de aproximadamente 1.700 kilómetros cuadrados y 107.000 habitantes (en 2015).

La capital de Fuerteventura es Puerto del Rosario (37.000 habitantes), el idioma de la Región es el castellano. Fuerteventura, junto con la Isla de Lanzarote, situada más al norte, forma el límite oriental de las Canarias y es, después de Tenerife, la segunda isla más grande del Archipiélago.

Fuerteventura constituye, junto a Lanzarote y a Gran Canaria la provincia española de Las Palmas. Las Canarias pertenecen al territorio nacional de España, sin embargo gozan de un Estatuto especial como Comunidad Autónoma con un Parlamento y un Presidente propio.

Clima:

El Clima de Fuerteventura es, gracias a la proximidad del trópico entre los paralelos 27. y 29. Es agradable durante todo el año (gracias a su situación geográfica las Islas Canarias se ganaron el apodo de “islas de la eterna primavera”) El mar equilibra las temperaturas durante el día y la noche y los vientos alisios alejan las masas de aire caliente procedentes del Sahara.

Solo raramente tormentas de arena traen el aire caliente y el arena del desierto desde el continente africano. Determinante para el clima es también la formación de nubes determinada por los vientos alisios y su dirección (vientos del noreste). Las temperaturas durante el día varían durante el año desde los 20 °C hasta los 30 °C. El norte de Fuerteventura es más frío y húmedo que el sur.

Turismo:

La atracción principal de Fuerteventura son sus amplias playas en la costa oriental. Los vientos constantes transforman las playas de la Isla en un paraíso para los deportistas náuticos.
Los surferos lo pasan especialmente bien en la costa occidental, para los windsurfistas son ideales las playas de Sotavento en el sur o de Corralejo en el norte. En la playa de Sotavento durante los últimos años se ha hecho muy popular el kite-surfing. En la playa se han destinado algunas zonas especialmente para el ejercicio de estos deportes.

La parte occidental de la Isla ofrece en su mayoría acantilados dignos de visitar. Sin embargo es peligroso y absolutamente no recomendable bañarse allí, debido a las fuertes y peligrosas corrientes que arrastran mar adentro.

Si Usted pasea en coche por la Isla, no deje de recorrer las montañas; contemplará un paisaje rudo y desnudo de origen volcánico que tiene su propio encanto. El que se sienta más atraído por el interior de la Isla, encontrará allí un paisaje, que con sus oasis verdes y sus pueblos dispersos (con ejemplos de arquitectura sacra y profana desde los siglos XVII y XVIII) recuerda la cercanía de África.

A principio de 1994 el crucero de lujo americano SS American Star naufragó en la playa de Garcey en la costa occidental mientras era arrastrado al desguace; al poco tiempo se partió en dos y quedó allí abandonado. Le aconsejamos no intenten alcanzar el barco a nado, ya que, debido a las corrientes, a los trozos del barco desprendidos por el oleaje y a las fuertes olas, podrían poner su vida en peligro.